Diaspora, la red social P2P de la privacidad

Diaspora es la nueva red social de software libre y descentralizada, en la que los datos son tuyos y no de ninguna empresa, y en la que puedes elegir con qué círculos de amistades compartir cada cosa, y con cuáles no. Actualmente se encuentra en versión alfa, es decir en modo pruebas, y de momento sólo se puede acceder por invitación. La hemos probado y queremos contarte nuestras sensaciones con esta red social tan especial.

Si no has oído hablar de Diáspora, te diré que se trata de un proyecto que comenzó en abril de 2010, de la mano de cuatro estudiantes que querían crear una red social que no forzara a la gente a poner su privacidad en manos de una gran empresa, como ocurre con Facebook. Una red social donde los datos realmente te pertenezcan y no estén centralizados en un único servidor. El proyecto generó una gran expectación y en pocos días recibieron donativos para la financiación que superaron con creces sus expectativas iniciales. Somos muchos los que deseamos ver Diaspora en su versión final muy pronto, pero aún le queda camino por delante.

Aspectos en Diaspora

Para mí el gran punto fuerte de Diaspora como red social es su enfoque de la privacidad. Al contrario que Facebook y su filosofía de todo es público si te descuidas, Diaspora te ofrece por defecto privacidad completa, eligiendo a qué nivel quieres compartir cada cosa, y lo hace de manera muy sencilla: a través de aspectos. Uno de los problemas que plantea Facebook es que se mezclan círculos de amistades y conocidos muy diferentes, y lo que quieres compartir con tus amigos tal vez no te apetece que lo sepan tus compañeros de trabajo, tus clientes, tus alumnos o tu familia. Aunque puedes filtrar por listas y personas a quién escribes, no está pensado para que sea así y resulte sencillo, y un comentario de un amigo que está en contacto con alguien de tu familia o trabajo, puede hacer público lo que no querías que lo fuera para esa tercera persona. Diaspora en cambio, está pensado para que organices tus amigos en función de tus propios círculos de amistades, o aspectos de privacidad, como los llama.

Como puedes ver en la imagen, seleccionar en qué aspectos deseas compartir algo es muy sencillo e intuitivo, seleccionando arriba los que quieras. Además según los aspectos que tengas seleccionados verás mensajes sólo de esas personas, por lo que también es muy útil cuando no dispones de mucho tiempo y deseas ver lo que han escrito las personas que más te importan. También puedes hacer algo visible para todos seleccionando "Todos", totalmente público en internet pulsando sobre el icono del planeta, e incluso puedes conectar Diaspora con otras redes sociales y publicar el mensaje también en ellas, que cuando se trate de algo público tendría todo su sentido.

El otro gran punto fuerte de Diaspora es que al ser un proyecto de software libre y descentralizado, tus datos no están en poder de nadie, te pertenecen sólo a ti. El concepto es similar al de las aplicaciones P2P en las que puedes compartir archivos directamente con otras personas, sin depender de una empresa o sitio web concreto. Diaspora está desarrollada sobre una arquitectura P2P con los contenidos encriptados, a través de una red de semillas. Las semillas son servidores donde se instala Diaspora, cualquiera puede utilizar un servidor para alojar la aplicación y formar parte de la red, y los usuarios pueden elegir "su semilla-hogar", el servidor donde desean alojar su cuenta. Para que veas hasta qué punto tus datos te pertenecen, ya en esta versión alfa y de manera muy simple, tienes la opción de exportar todos tus datos a tu ordenador, y si quieres puedes llevártelos a otro servidor.

Con estas características Diaspora ha levantado una gran expectación y ahí nos encontramos el primer problema, todavía está muy verde. Si pruebas la versión alfa actual te darás cuenta de que le falta bastante aún. Comparado con Facebook echas de menos muchas cosas* (como el botón me gusta), que seguro que están en proyecto pero aún no se ven, o no funcionan del todo bien. Pero es que se trata de una versión en desarrollo precisamente para eso, para detectar errores y realizar sugerencias, por eso hay una gran pestaña de "Feedback" que despliega un formulario para escribir a los desarrolladores y transmitirles tus ideas.

Diálogo en Diaspora

El otro problema que presenta Diaspora y que realmente supone su gran desafío, es que ahora mismo no hay casi nadie. Como dice nuestro amigo Marc la impresión es como llegar a una fiesta el primero, ¡qué ilusión! pero... ¿dónde está la gente? E igual te has ido para cuando vengan. Creo que para solucionar esto tiene que llegar la versión beta pronto, teniendo en cuenta que lleva en alfa desde noviembre, y que aunque le falten cosas sea suficientemente atractiva como para que la gente venga para quedarse, y no solo a probar. La oportunidad de Diaspora es que hay muchísima gente descontenta con Facebook, o que simplemente recela de su falta de privacidad y no lo usa, o que se crea una segunda cuenta con un pseudónimo (otro "aspecto") o que llegado un momento borra su cuenta para crearse otra más privada o... para no volver.

¿Y a ti qué te parece Diaspora? ¿Te gustaría probarla? Ahora mismo sólo te puedes crear una cuenta en Diaspora si una persona te invita, y al crearte la cuenta te permiten realizar hasta diez invitaciones. Si estás interesado y no encuentras invitación coméntanoslo por aquí que probablemente podamos conseguirte alguna.

*Actualización: Ya está implementado el botón me gusta.

Redmamba